Como aprobar un examen de Historia

Estudiar historia puede hacerse muy cuesta arriba. Todos lo hemos sufrido. Se nos pide memorizar infinidad de fechas, nombres, sucesos y datos aparentemente inconexos. Para después tener que exponerlo de forma más o menos razonada, clara y ordenada en el examen. Y es justo en ese momento, mientras respondes las preguntas del examen, cuando se te olvidan los nombres y mezclas las fechas.

Pues para que esto no te vuelva a ocurrir nunca más, queremos compartir contigo una serie de consejos. Con ellos llegarás más preparado a los exámenes de historia y, una vez allí, serás capaz de superarlos con nota. Esperamos que los pruebes y nos cuentes que tal te fue!

 

Como preparar un examen de historia

Antes de entrar en materia, es importante darte una buena noticia. La historia es una asignatura que sigue cierto hilo argumental. Sucesos, causas y efectos que se van sucediendo en el tiempo. Muchas veces entrelazados entre sí. Y aunque idealmente deberíamos empezar a construir desde lo más antiguo a lo más nuevo para lograr comprender la materia y poder situarla en contexto. Si sigues estos simples consejos va a ser fácil que te reincorpores y empezar a tener resultados de inmediato.

La historia mejor sin prisas pero sin pausas

De poco o nada va a servir que te sientes en tu escritorio a estudiar la noche antes del examen durante 6 horas. Además de que está mas que demostrado que el sueño ayuda en la retención de recuerdos, y que la falta de sueño trabaja en contra de nuestras habilidades mentales. La historia va de relacionar sucesos, aprenderse nombres y ser capaz de situar todo eso en un hilo argumental. Por lo que vas a necesitar hacer más de una sentada.

El primer consejo que vamos a darte es el de estudiar todas las semanas un poco. Lo que mejor suele funcionar es dedicar un tiempo al inicio de la sesión de estudio para repasar todo lo anterior. Y posteriormente poner foco en lo visto durante las últimas clases. De esta forma conseguirás poner en contexto lo que vaya aprendiendo durante la sesión de estudio. Y al mismo tiempo reforzarás lo que ya tenías estudiado.

Elabora una ficha resumen detallada

Siempre nos gusta hablar de las fichas resumen. Y es que es una herramienta muy versátil. Da igual que estés estudiando un examen de matemáticas que un examen de historia. Solo necesitas optimizar y adaptar su contenido a la asignatura que estés estudiando. Con estos trucos básicos vas a poder sacarle el máximo jugo:

  • Crea una linea temporal de todo el tema, donde reúnas los eventos y nombres más importantes. Utiliza flechas entre ellos si lo deseas para indicar relaciones de causa-efecto (pero evita sobrecargarlo demasiado)
  • Resume cada uno de los apartados que estudies de forma muy esquemática, indicando solo los puntos clave
  • Prueba a utilizar diferentes colores para la escritura o el subrayado de nombres, fechas y lugares. De esta forma serás capaz de encontrar ciertos detalles de un solo vistazo

Aprende a resumir para después expandir

Seguro que tienes muchos compañeros capaces de aprenderse el temario de pe a pa. Pero debemos decirte que esa no es ni la única ni la mejor forma de aprobar un examen de Historia. La mejor técnica de estudio es la de resumir y esquematizar bien el tema. Y aprender a expandir estos resúmenes y desarrollar ideas elaboradas a partir de esos resúmenes o esquemas.

De esta forma, en el momento del examen debes encargarte de recordar los puntos marcados en tu esquema o ficha resumen. Tirando de memoria fotográfica no debería suponerte ningún reto. Para después expandir estos conceptos y desarrollar las preguntas pedidas sin necesidad de recordar el tema tal y como viene el libro.

Alternativas al libro de texto

Aunque las clases de historia suelen girar entorno al libro de texto. No debemos olvidar que existen alternativas con las que estudiar o repasar historia puede convertirse en una actividad más placentera y relajada. El caso más obvio es el visionado de películas o documentales. No debes dejar todo tu aprendizaje en manos del séptimo arte. Pero si puedes desconectar de las sesiones de estudio tradicionales y dedicar un rato a ver una película o un documental que refuercen y complementen lo aprendido.

Y no se acaban ahí las opciones de aprender historia fuera de los apuntes de clase y los libros de texto. Una alternativa muy buena al libro de texto es leer novelas históricas. O la visita a museos, donde podrás poner color y forma a lo que estudias.

Por último, existe la opción de aprender historia jugando a videojuegos. Si, hemos dicho «aprender» y «jugado videojuegos» en la misma frase. Pero es que resulta que es verdad. Hay muchos juegos de estrategia como «Caesar», «Age of Empires», o, «Total War» donde te tocará asumir el control de un imperio. Desarrollar su tecnología y enfrentarte a enemigos con tal de superar las misiones y dominar el mundo. Aunque también puedes probar con juegos más animados como «Assasins Creed» y algunos «Battlefield».

Apóyate en tus compañeros

El último consejo sobre cómo preparar un examen, pero no por eso menos importante, es el de realizar sesiones de estudio conjuntamente con otros compañeros. Juntos podéis intentar resolver preguntas de forma colaborativa, comentar sobre posibles preguntas que podrían entrar en el examen, compartir puntos de vista, corregiros los unos a los otros… Y mucho más.

Hasta incluso puedes no limitarte a tus compañeros, y hablar o intercambiar opiniones y conocimientos con tus familiares. Seguro que te aportan anécdotas o datos curiosos, que no encontrarás en tu libro de texto, que servirán de anclaje para otros conceptos más importantes.

 

Como afrontar un examen de historia

Llega el día de la verdad. Y vas a ser evaluado, no por lo duro que hayas estudiado, sino por lo capaz que seas de exponer tus conocimientos en el examen. Pero que no cunda el pánico. Pues aquí van tres simples consejos que van a hacer que obtengas los mejores resultados.

Revisa las fichas resumen los días de antes y practica

A lo largo de la semana de antes del examen, deberías ampliar esas sesiones de estudio y repasar profundamente todos los conocimientos. En los exámenes de historia es básico no olvidar lo puntos básicos y lar argumentaciones que hay detrás de ellos. Así que te vendrá bien darle varias leídas y practicas a desarrollar esas ideas ante folios en blanco para practicar de cara al examen.

Lee el examen y prioriza el orden de respuesta

Como ya sabes, el tiempo durante el examen es limitado. De nada sirve saber mucho si te enredas sobremanera contestando a una pregunta y dejas el resto del examen intacto. Por lo tanto te aconsejamos encarecidamente que leas el examen durante los primeros minutos. Y que te dediques a evaluar la dificultad y longitud de cada pregunta. De modo que puedas ordenarlas teniendo en cuenta los puntos que te darán por ellas.

Realiza un pequeño esquema antes de escribir

Donde la mayoría de gente falla es a la hora de redactar una respuesta partiendo de un folio en blanco. Es por eso que resulta mucho más fácil responder preguntas en casa, cuando tenemos las fichas resúmenes o esquemas delante de nosotros.

Para evitar esta clase de bloqueos, y ponérnoslo fácil a nosotros mismos, una idea que funciona es la de replicar nuestros resúmenes o esquemas de estudio en la hoja del examen. Es decir, justo después de leer la pregunta y antes de empezar a redactar, dedica un momento a ordenar tus ideas. Plasma los puntos sobre los que debes hablar de un modo lo más esquemático posible. Para después elaborar y argumentar la respuesta siguiendo este esquema/resumen como guión.

 

Ahora ya sabes como aprobar un examen de Historia. Solo te queda poner todos estos consejos en práctica y contarnos que tal te fue. O comentar aquellos consejos o métodos de estudio que crees que deberíamos de añadir.

Si te gusta lo que lees, comparte con tus amigos:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

4 comentarios en «Como aprobar un examen de Historia»

  1. Muy útil!

    Yo siempre he sido bastante inepto para esto de la historia, solo me aprendía datos interesantes.

    Sigue así!

    Responder

Deja un comentario