Todo sobre el Cubo Mirror o Cubo de Espejos

Todo sobre el Cubo de Espejos o Cubo Mirror

Cuando hace un tiempo hablamos sobre las alternativas al Cubo de Rubik dejamos premeditadamente al Cubo Mirror fuera de la lista. Y es que nos parece una de las variantes más interesantes y originales. Y se merece un artículo entero. Por lo que, si te gustan este tipo de rompecabezas mecánicos y quieres convertirte en todo un experto sobre el Cubo de Espejos, sigue leyendo.

 

¿Cómo es el Cubo de Espejos?

Este genial cubo mantiene el concepto de tener tres divisiones en cada uno de los ejes al igual que el Cubo de Rubik original. Por lo que también cuenta con 26 piezas. Sin embargo, a diferencia de éste, cada uno de los niveles tiene una altura diferente. Eligiéndose las alturas de estos niveles de forma que a medida que se acercan a uno de los vértices se van estrechando las piezas.

Con esto se consigue que la pieza de uno de los vértices sea la más pequeña, y la del vértice opuesto la más grande. Siguiendo las piezas intermedias una gradación de más pequeñas a más grandes. De esta forma cada una de las piezas tiene un tamaño distinto. Razón por la cual, en vez de diferenciar las diferentes piezas por su color como en el Cubo de Rubik, se diferencian solamente por su tamaño. Por esta razón se decoran con pegatinas de un mismo color, siendo los acabados tipo espejo o metalizado los más comunes. De ahí su nombre.

Otra particularidad, es que al tener cada nivel un tamaño distinto, los ejes de rotación se encuentran descentrados. Por eso al girar los niveles y desordenar el rompecabezas se rompe la planitud de las caras, perdiendo la forma de cubo.

 

La historia del Cubo Bump

Hidetoshi Takeji es un diseñador y gran aficionado de los puzles mecánicos. Entre sus diversas aportaciones al mundo de los rompecabezas el más famoso es Cubo de Espejos. Aunque Takeji prefería llamarlo Cubo Bump dado que al girar sus caras se obtenían una mezcla de superficies a diferentes niveles.

El Cubo Mirror es una de las variantes del clásico Cubo de Rubik que más fama ha logrado con el tiempo. Fue inventado y presentado en público por Hidetoshi en el año 2006 en una competición de speedcubing a la que asistió. Logró que algunos asistentes se interesaran en su llamativa idea.

A finales de 2008 el fabricante de juguetes MegaHouse empezó a producirlo en masa. Y fue nombrado oficialmente como Mirror Blocks. Actualmente la mayoría de grandes fabricantes de juguetes y rompecabezas tienen su propia versión. Y se puede encontrar a la venta en diferentes colores y acabados.

 

Como resolver el Cubo Mirror

Debido a la forma rara que tiene el Cubo de Espejos es completamente normal que mucha gente se pregunte cómo se resuelve éste. Posiblemente crean que hay un algoritmo especial para él. Pero lo cierto es que se resuelve completamente igual que el Cubo de Rubik. Es decir, los mismos movimientos y algoritmos usados para la resolución del Cubo de Rubik van a serte útiles para resolver el Cubo Mirror.

Solo hay que prestar atención al siguiente detalle: el objetivo, en vez de buscar igualar colores, es buscar que las piezas de cada una de las caras queden enrasadas a un mismo nivel. Empieza fijándote en los centros, que no se pueden mover. Y después trata de buscar las piezas adyacentes a los centros que queden a la misma altura. De esta manera será más fácil.

Al principio podrá resultarte difícil, y seguramente tengas que ir llevando algunas piezas de una cara a otra hasta encontrar su posición adecuada. Pero con el tiempo tu experiencia e intuición te ayudarán a ser cada vez más rápido.

Además, la continua repetición de movimientos básicos que requiere la resolución del Cubo Mirror va a hacer que cuando vuelvas a querer resolver otros tipos de cubos te sea mucho más fácil. A nosotros nos gusta decir que el Cubo de Espejos es perfecto para practicar e interiorizar los movimientos y algoritmos que ya sabes.

Si te gusta lo que lees, comparte con tus amigos:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario