Fidget spinners blanco sobre dedo

Todo sobre el fidget spinner

A menos que hayas pasado en una cueva los últimos meses, seguro de que has escuchado hablar de los spinners. Si, se trata de la última moda entre los adolescentes. Se ha vuelto en viral, por lo que si eres joven has tenido uno casi con toda seguridad. Y si ya tienes hijos, seguro que te lo han pedido en más de una ocasión. Es el juguete que llevan todos los aolescetes. Su nombre completo es: fidget spinner.

 

Que es un spinner y como jugar con el

El spinner original es un cacharro plano con cuerpo de plástico o metal. En su versión original tiene tres lóbulos o brazos y un rodamiento de bolas en el centro que le permite girar a gran velocidad y casi sin rozamiento. Estos juguetes giradores puede llegar a estar girando hasta los más de 5 minutos solo con la fuerza de la mano.

Se suele sujetar el spinner entre los dedos pulgar e índice o corazón, y se hace girar con la otra mano. Aunque también se puede accionar con los dedos libres de la misma mano. Al principio puede parecer todo un reto, pero el simple hecho mantenerlo girando el juguetito entre tus dedos genera una sensación de satisfacción y tranquilidad que te lleva a querer repetir una y otra vez.

Además de el movimiento básico de giro, los más hábiles con los famosos fidget spinners consiguen hacer todo tipo de virguerías con ellos. Si realizas una búsqueda en YouTube encontrarás una inmensa lista de tutoriales en los que se muestra como jugar con el fidget spinner y realizar los trucos mas dispares.

 

La historia desconocida del fidget spinner

Aunque comúnmente se hace referencia a él solo como spinner, su nombre original es el de fidget spinner. Se trata de un juguete que cabe en la mano y es capaz de girar alrededor de su eje central. Podríamos decir que es una peonza de mano.

La idea original surgió de la ingeniera química Catherine Hettinger, afincada en Florida. Fue ella quien en 1993 empezó los trámites para registrar la petente que protegía su invento, y que finalmente le concedieron cuatro años después.

Catherine mantuvo la patente de si invento hasta el año 2005, año en que decidió no hacer frente al pago de 400 dolares que se le pedía para la renovación de la misma. Tan solo había conseguido vender unas miles de unidades.Ella misma empezó a llevar el fidget spinner por ferias de juguetes e incluso llamó a los grandes fabricantes para venderles el artilugio. Curiosamente, solo Hasbro la devolvió la llamada, pero después de analizar el mercado y sus posibles compradores Hasbro decidió que no le interesaba la idea.

Una década después, ese juguete que desde los grandes fabricantes hasta su propia creadora habían rechazado se convierte en viral. Se venden millones y millones de spinners y todos los fabricantes de juguetes, hasta Hasbro, se han apropiado de la idea de Catherine Hettinger y han empezado a venderlos.

Así, la propia creadora no ha sacado ni un céntimo de la actual fiebre del spinner que se está viviendo. De todas formas dice estar encantada de que por fin la gente disfrute con su invención.

 

Comprar spinners en internet

En internet los puedes encontrar prácticamente de casi cada color o motivo que te puedas imaginar. Camuflaje, metalizado, efecto espejo, fluorescentes… En nuestra tienda hemos hecho una selección de los spinners más molones de la red. Tanto los spinners clásicos de tres brazos, como los más modernos diseños.

El rango de precios oscila desde los dos euros hasta los cientos de euros, dependiendo de la calidad de sus componentes y de la exclusividad de su diseño. Los hay con LEDs, que hasta son capaces de dibujar patrones en la oscuridad a determinadas velocidades de giro. Y se han comercializado fidget spinners con formas y diseños muy dispares: con diferente número de brazos, con forma de estrella, con bolas en los extremos… Tanto ha sido el tirón de esta moda que se han usado spinners hasta en el merchandising de películas o equipos de fútbol. Prácticamente todos se han subido al carro.

 

¿Realmente sirve para algo?

Lo venden como un juguete anti-estrés, que al mismo tiempo te ayudará a superar tus problemas de atención o concentración. De hecho, fidget proviene del inglés y significa algo así como los movimientos nerviosos que realizamos ,sobretodo involuntariamente, ante situaciones de estrés o aburrimiento. Y parece que no les ha ido mal, y venderlo como terapéutico ha ayudado a que se convierta en todo un éxito. Pero la realidad es que no existen estudios científicos que apoyen estas afirmaciones.

Y es que Catherine creó de este pasatiempos simplemente con el fin de entretener y calmar a su hija. Y este cometido sí que lo cumple y con creces. Según los propios adolescentes, el spinner entretiene y mucho. Hasta el punto de poder resultar adictivo una vez empiezas a dominar la técnica. La explicación es que es un mecanismo extremadamente simple.

Pero no hay que alarmarse, de igual modo que jugar con este tipo de pasatiempos no va a mejorar situaciones de estrés o trastornos de déficit de atención, tampoco va a resultar dañino. Y, como dicen algunos padres: mejor estar dándole vueltas al aparatito este que todo el día con la vista fijada en la pantalla del móvil.

En definitiva, al menos por ahora, podemos decir que no posee ningún efecto terapéutico. Aunque tampoco hay ninguna razón para no comprarlo.

 

Otros juguetes de mano «anti-estrés» que puedes encontrar

Aunque aquí no acaba la cosa. El fidget spinner es solo un miembro más de toda una familia de juguetitos de mano que se han puesto a la venta en los últimos años con la escusa de resolver problemas de estrés o ansiedad.

Tanto si eres de los que juega con el boli hasta acabar con las manos sucias de tintas. O de los que cuando espera a algo o alguien está mirando las redes sociales a cada minuto esperando cualquier actualización para mantenerte ocupado. Y si ya probaste el fidget spinner o simplemente piensas que necesitas más. Te interesará saber que existen otras alternativas:

  • Fidget cube (link): es le más famoso de todos los que encontrarás en esta sección. Es un cubo que cabe sobradamente en la mano y que incorpora botones, una ruleta y otros accionamientos variados
  • Fidget de 12 caras (link): el concepto es el mismo que el fidget cube, pero al tener 12 caras incorpora accionamientos extras para lograr entretner aún más
  • Saquito sensorial (link): es el más simple de todos. Un saco con canicas dentro que puedes retorcer y apretar. Sutil y muy poco llamativo, pero efectivo ya que seguro que mantiene tus manos ocupadas mientras ves la tele
  • Infinity fidget (link): se trata de un cubo formado por otros cubos más pequeños que pueden moverse en ciertas direcciones para formar otras figuras (tranquilo, no se trata de un cubo de Rubik ni de ninguna de sus alternativas, aunque en la definición lo parezca)
  • Rod fidgets (link): es un trozo de madera en forma de cilindro, un poco más gordo por el centro que por los extremos. Debes apoyarlo en la mesa y jugar a pasártelo de mano a mano. Gracias a su curvatura se inclina suavemente como un balancín, y la inercia del impulso que le hayas dado hará que se levante del extremo opuesto y lo puedas recoger con la otra mano

 

Si te gusta lo que lees, comparte con tus amigos:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario